Nota de Prensa Kontuz! archivo querella Barcina

EL ARCHIVO DE LA QUERELLA DE BARCINA ERA EL ÚNICO ESCENARIO QUE CONTEMPLÁBAMOS cansello.pdf__001

El juez ha archivado la querella criminal por «calumnias e injurias y acusación y denuncia falsa» que Yolanda Barcina interpuso contra Kontuz. El auto del juez aún se puede recurrir, pero nosotros estamos sumamente tranquilos, puesto que no hemos cometido ninguno de los delitos del que se nos acusa.

Kontuz cumplió un deber ciudadano cuando puso en conocimiento de la Fiscalía que Barcina había formado parte de una sociedad llamada Navarra Building, cuyo único fin era comprar oficinas de Caja Navarra para después alquilárselas a la propia entidad. Nuestra asociación interpretó que pudiera haber uso de «información privilegiada» en esa operación, puesto que la inversión solo se ofertó a un selecto grupo de clientes de la caja y ni siquiera el fiscal ha conseguido descubrir cuáles fueron los criterios para esa «selección». Es más, en su auto el fiscal determina que, aunque él no ve indicios de delito, podemos interponer denuncia en el juzgado que corresponda. Un derecho que nos seguimos reservando y valoraremos detenidamente. Sin embargo, Barcina intentó utilizar este auto para querellarse en los tribunales y no le ha funcionado.

Esta querella, hoy archivada, no debe servir para distraer la atención de lo realmente importante, que es determinar quiénes han sido los responsables de la ruina de Caja Navarra así como fijar el grado de dicha responsabilidad. Con ese empeño pusimos en conocimiento del fiscal la operación de Yolanda Barcina, entonces presidenta de la Comisión de Control, en Navarra Building. Una operación, por cierto, que se hizo contra la opinión del Banco de España, cosa que desconocíamos cuando pusimos los hechos en conocimiento del fiscal.

Esta es la segunda querella que se ha interpuesto contra nosotros desde que adquirimos el compromiso de descubrir la verdad de lo ocurrido en Caja Navarra. Ambas las hemos encajado con absoluta tranquilidad y han tenido escaso recorrido. Esta seguridad nace del fin que nos mueve, que no es otro que determinar qué ha pasado con la CAN. Decidimos tirar para adelante caiga quien caiga y contábamos con que habría resistencia. Por ello, este tipo de acciones no van a lograr detenernos. Mientras tanto, la investigación avanza y está dando frutos interesantes. Estamos más cerca de saber la verdad.

Barcina está en su derecho de plantear esa querella contra nosotros. Puede hacerlo en cualquier juzgado. Por contra, a ella solo se le puede juzgar en el Supremo. Siendo justos, llama la atención que la presidenta sea el único miembro de la Permanente y la JEF que no declarará ante la juez por las dietas de CAN.

Auto del Juzgado

Leave a Reply